jueves, 19 de octubre de 2017

Mini Donuts al horno: Caritas de Halloween.

Uno, dos.... Freddy viene a por ti...
Tres, cuatro... cierra la puerta...
Cinco, seis... toma el crucifijo... 
Siete, ocho... mantente despierta... 
Nueve, diez... nunca más dormirás... 🎵🎶


Por fin se acerca Halloween... ¡qué ganas teníamos! 🎃
A nosotras nos encanta celebrarlo todos los años y aunque aquí no sea como en Estados Unidos, siempre nos gusta hacer una fiesta con ésta temática, ¡la decoración nos chifla! 


Hoy os traemos una idea para que hagáis vuestros propios dulces la noche de Halloween. Con estos mini donuts de caritas de momia, calabaza y Frankenstein, sorprenderéis a vuestros invitados. 

La receta de los mini donuts la hemos seguido del libro de Peggy Porschen, "Boutique de Pastelería".

INGREDIENTES (para unos 30 mini donuts)

- 1 huevo M
- 15 gr de mantequilla derretida
- 45 gr de leche entera
- 40 gr de buttermilk (40 gr de leche entera + 1 cucharadita de zumo de limón o vinagre blanco)
- 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
- 65 gr de azúcar blanquilla + 25 gr de azúcar moreno
- 110 gr de harina 
- 1/2 cucharadita de levadura química
- 1/4 de cucharadita de canela en polvo
- Una pizca de sal
- Chocolates de colores o candy melts para decorar 
- Ojitos de azúcar 
- Palitos de pretzel 

ELABORACIÓN

1. Precalentamos el horno a 160º. Preparamos el molde de mini donuts (nosotras usamos el de Wilton) engrasando cada cavidad con un poco de mantequilla derretida.

2. Mezclamos el zumo de limón o vinagre con la leche y dejamos reposar unos 15 minutos. 

3. En un bol, mezclamos el huevo, la mantequilla, la leche, la buttermilk y la esencia de vainilla. 

4. En otro bol, tamizamos la harina con la levadura y la canela y mezclamos con los dos tipos de azúcar.

5. Vamos añadiendo los líquidos a los secos, poco a poco y sin dejar de batir. 

6. Pasamos la mezcla a una manga pastelera y vamos rellenando el molde hasta la mitad de las cavidades. 

7. Horneamos unos 10-12 minutos hasta que estén dorados y al introducir un palillo, salga limpio. Dejamos reposar unos 5 minutos sobre una rejilla, y después los desmoldamos.

8. Para hacer las decoraciones, derretimos chocolate blanco y teñimos con colorantes para chocolates, o usamos candy melts, de color verde, blanco, naranja y negro. 

9. Cubrimos los donuts con chocolate blanco para los momias, verde para frankenstein y naranja para las calabacitas. Esto es al gusto, podéis hacer la decoración que más os guste. Dejamos enfriar en la nevera antes de terminar de decorar. 

10. Para las momias, ponemos un poco de chocolate blanco en una manga pastelera y cortamos muy poquito el extremo (o usamos una boquilla), lo justo para que salga en forma de hilo y con un movimiento ligero, de un lado a otro, vamos haciendo líneas que simularán las vendas. Les ponemos encima los ojitos antes de que seque el chocolate. Para las calabazas hacemos lo mismo, pero trazamos líneas verticales simulando las hendiduras de las calabazas. 

11. Para terminar, con chocolate negro pintamos las caritas de las calabazas y las cicatrices de Frankenstein. Pinchamos unos trocitos de preztel a los donuts verdes, y colocamos los ojitos con un poco de chocolate para que peguen. 




2 comentarios:

  1. ¡Son monísimos chicas! (aquí va el emoticono de un millón de corazones rosas volando ja ja ja) Os habéis dado un trabajazo pero quedan tan bonitos que es para sentirse orgullosas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Que mini donuts más monos, me encanta la decoración. Estoy pendiente de comprarme este molde y al ver las cositas que habéis hecho más ganas tengo jajajajaj

    ResponderEliminar

Si has leído la receta y te ha gustado o tienes alguna duda, ¡estaremos encantadas de que dejes tu comentario! Tus comentarios dan vida a este blog. ¡Gracias por tu visita! ¡Y vuelve prontoooo!